Seleccionar página

Aneval propone un bono 360 de movilidad sostenible para complementar la rebaja del abono transporte aprobada por el Gobierno

por Jul 26, 2022

Con motivo del paquete de medidas contra la inflación anunciado este sábado tras el Consejo de Ministros extraordinario
LA ASOCIACIÓN CUENTA CON 94.000 VEHÍCULOS Y EL 73% DE LA FLOTA ES SOTENIBLE

Madrid, 28 de junio de 2022.- Aneval, la asociación que representa a más de la mitad del mercado del rent a car, plantea un bono de movilidad sostenible nacional 360 que incluya todas las fórmulas de movilidad actuales, entre ellas el coche de alquiler, a cambio de achatarrar un vehículo antiguo. Esta iniciativa completaría la parte de movilidad que el Gobierno ha incluido en el paquete de medidas contra la inflación, que prevé reducir entre un 30 y 50% el precio del abono del transporte público, tal como anunció este sábado tras el Consejo de Ministros extraordinario.

De esta forma, con este bono las ayudas abarcarían todo el abanico de fórmulas de movilidad disponibles, haciéndolas más accesibles, pero también contribuyendo a la sostenibilidad. Y es que este bono no solo ayudaría a los ciudadanos a desplazarse de una forma más económica, sino que tendría mayor calado porque ayudaría a acelerar la movilidad de bajas emisiones.

De hecho, para Aneval, este bono permitiría afrontar con mayor éxito la entrada en vigor de las nuevas Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en 2023, reducir el envejecimiento del parque móvil actual de España (13,5 años de media) y, consecuentemente, los altos niveles de emisiones que emiten estos vehículos derivando en una mejor calidad del aire de las ciudades españolas.

Además, y de forma complementaria, máxime cuando el coche de alquiler está incluido en el bono de movilidad, Aneval recuerda que está pendiente abordar la bajada del 21% al 10%, alineando el rent a car a los servicios de transporte de viajeros, alojamientos y restauración que tributan con un IVA reducido del 10%, lo que supone un agravio comparativo.

Actualmente, Aneval cuenta con 94.000 vehículos, de los que el 92% se renueva cada año y alrededor del 73% es de bajas emisiones, ya que emite menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro.

Una solución para hacer frente a las ZBE

En este contexto y a cambio de achatarrar un vehículo antigüo, ANEVAL propone crear el bono de movilidad sostenible nacional para afrontar con garantías la entrada en vigor en 2023 de las nuevas Zonas de Bajas de Emisiones (ZBE) que afectará a 149 municipios en los que residen 25 millones de españoles, o lo que es lo mismo, el 53% de los habitantes de nuestro país (INE).

Unas nuevas ZBE con medidas sin definir aún a nivel nacional, ya que las directrices a seguir serán competencia de cada ayuntamiento, evidenciando la ausencia de un marco común que permita conocer con claridad las restricciones de acceso, circulación y estacionamiento de los vehículos clasificados por su nivel de emisiones en cada ciudad. Según datos de MSI para Sumauto, 3 de cada 4 coches de estos municipios están en alerta debido a que son de combustión, sin ningún tipo de electrificación. 

Así, la asociación plantea un bono que cubra todas las formas de movilidad disponibles como las compartidas (rent a car, carsharing, motosharing…), junto a bicis y patinetes, taxis, VTC y transporte público. El rent a car como fórmula de movilidad compartida aporta flexibilidad y permite cubrir desplazamientos que otros servicios no hacen.  

Bonos de movilidad vigentes

Una iniciativa similar a ésta es la puesta en marcha por la Comunidad de Madrid que dispone actualmente de un bono ambiental de movilidad cero emisiones de 1.250 euros, con la condición de achatarrar un vehículo sin distinción ambiental de la DGT o con más de diez años de antigüedad. Esta ayuda económica de la capital es convertible en kilómetros, minutos u otros costes derivados del servicio, a consumir en un período no superior a 24 meses aunque circunscrita a corta distancia, y no aprovecha el potencial de la movilidad compartida y colectiva de media y larga distancia como plantea ANEVAL. 

Sucede lo mismo con el proyecto piloto Mobility Credits lanzado por el Gobierno británico en la ciudad de Coventry con una población superior a los 300.000 habitantes. Una medida que nació bajo el prisma de integrar a los hogares menos favorecidos, con coches antiguos y dificultades para adquirir uno nuevo. A cambio de achatarrar dicho vehículo, se recibe una tarjeta prepago de 3.000 libras (casi 3.500 euros al cambio) para utilizar en diversas formas de movilidad entre las que se incluye el rent a car.

Aneval es la asociación que representa a las principales compañías internacionales del sector en España. Con una aportación de más de 4.500 millones de euros al PIB y más de 25.000 empleos directos e indirectos antes de la pandemia, es pieza clave de la nueva movilidad, al proporcionar un servicio sin barreras temporales, que garantiza también libertad de movimiento por tener el radio de acción más amplio de las otras soluciones de coche compartido. Cuenta con una flota de 94.000 vehículos, de los que 1.200 son híbridos o eléctricos, que se renueva, como media, cada año y donde el 73% emite menos de 120 gr/km, por lo que se convierte en un eficaz plan de choque contra la contaminación y el envejecimiento del parque. Más información en www.aneval.es  

 

Más información:

Ion, Imagen y Comunicación

Carolina Morales/Samuel Saco

carolina@ioncomunicacion.es

samuel@ioncomunicacion.es

Tlf. 91 576 05 88

Móvil: 636 01 47 93

www.ioncomunicacion.es

@IonComunicacion

El rent a car propone un bono de movilidad sostenible y nacional para afrontar las restricciones de las nuevas Zonas de Bajas Emisiones

El rent a car propone un bono de movilidad sostenible y nacional para afrontar las restricciones de las nuevas Zonas de Bajas Emisiones

Aneva plantea un bono de movilidad sostenible nacional que incluya todas las fórmulas de movilidad actuales, entre ellas el coche de alquiler, como alternativa para hacer frente a la entrada en vigor en 2023 de las nuevas Zonas de Bajas de Emisiones (ZBE) que afectará a 149 municipios en los que residen 25 millones de españoles, o lo que es lo mismo, el 53% de los habitantes de nuestro país (INE).